domingo, 20 de agosto de 2017

Jean-Baptiste Camille Corot (1796 – 1875)


Nació en París, el 16 de julio de 1796. Perteneciente a una familia de comerciantes, en su juventud se inició en el oficio de pañero. Fue uno de los más grandes pintores del paisaje, siendo una influencia muy importante para los impresionistas.
Las pinturas de Corot en un principio parecían esbozos con poca importancia, se decía que su frescura era la coartada de una insuficiente destreza y de carencia de recursos técnicos. El poeta Charles Baudelaire dijo de él al respecto: “Existe una gran diferencia entre un cuadro hecho y un cuadro acabado… La mirada del público está tan acostumbrada a esas piezas brillantes, limpias e industriosamente bruñidas que a Corot siempre se le reprocha que no sabe pintar”.
En 1822 logró el permiso paterno y el apoyo financiero para iniciar sus estudios artísticos. Ingresó inicialmente en el taller de Achille-Etna Michallon, que le aportó una enseñanza neoclásica y le animó a pintar  al aire libre. Unos meses más tarde, tras la muerte de Michallon, prosiguió su formación junto a Jean-Victor Bertin.
En 1825 viajó a Roma, pasando tres años en la capital italiana, en ella entró en contacto con el círculo de Théodore Carnelle d’Aligny y con ellos practicó la pintura al aire libre en la ciudad. Volvió a Italia en dos ocasiones más, en 1834 y en 1843, tiempo en el que realizó bellas vistas de Venecia.
Una vez en Francia realizó numerosas excursiones durante los veranos para pintar. Los inviernos los dedicaba a trabajar en su taller y realizar sus obras de gran tamaño, que estaban destinadas a ser expuestas en el Salón de París.
Además del paisaje, practicó también la figura humana, por lo que parte de su obra privada se centró en realizar retratos de amigos y familiares y escenas de género.
Desde la década de 1830, su pintura elevó de forma importante su cotización, teniendo un impulso definitivo en 1840, cuando “Le Petit Berger”, fue adquirida por el Estado.
En 1846 Baudelaire y Champfleury, hicieron alabanzas de su arte y muchos coleccionistas y galeristas, entre ellos a Paul Durand-Ruel, comenzaron a  interesarse por su obra.
Alrededor de 1850 su pintura se centró en sus propias impresiones de la naturaleza y sus paisajes poéticos, a medio camino entre lo real y lo ideal, que fueron recibidas por público y crítica con gran entusiasmo, lo que provocó que Corot comenzase a repetir sus temas y que fueran incontables las imitaciones de su obra.
El éxito le llegó con la Exposición Universal de París de 1855, en la que obtuvo una medalla de primera clase, tras lo que Napoleón III adquirió uno de los seis cuadros expuestos para su colección particular.
Tres años después, en una subasta en el Hotel Drouot, alcanzó importantes cotizaciones y, en el Salón de 1860, su “Danza de las Ninfas” obtuvo un éxito sin precedentes.
Entre los años 1866 y 1870, en los que el pintor se vio obligado a permanecer en su estudio por motivos de salud, su ímpetu creador volvió a surgir con fuerza y realizó gran número de viajes para pintar al aire libre.
Su influencia fue decisiva en los primeros pasos de Monet, Renoir y Berthe Morisot, así como en toda la obra de Camille Pissarro, aunque no vio con simpatía al impresionismo como grupo, debido a la “rebeldía anti institucional de sus jóvenes colegas”.
El Museo Thyssen Bornemisza de Madrid posee cuatro de sus magnificas obras.
Murió en París el 22 de febrero de 1875.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.















































Robert Oscar Lenkiewicz (1941 - 2002)



Robert Oscar Lenkiewicz uno de los artistas británicos contemporáneos más famosos. Fuera de moda en los círculos elevados de arte, su obra era demandada por el público en general y durante su vida realizó más de 10.000 obras, por regla general, conectadas en serie con aspectos negativos de la vida: la vagancia (1973), el retraso mental (1976), el suicidio (1980), la muerte (1982) y otros.
Robert Oscar Lenkywiks nació en Londres en 1941. Hijo de refugiados judíos, Robert se inspiró en las pinturas de Rembrandt. A los 16 años, se inscribió en el Colegio Central de San Martín de Arte y Diseño en Londres y luego en la Real Academia de las Artes. A pesar del enfoque de una nueva generación de artistas en busca de nuevas formas y materiales de expresión estética, Lenkiuiks no fue influenciado por la moda, y pasó la mayor parte de su tiempo en la Galería Nacional de Londres.
Inspirado en Alberta Shveytsera, Robert abrió las puertas de su estudio para las personas que se encuentran en los márgenes de la vida: vagabundos, drogadictos, los enfermos mentales y delincuentes, haciéndolos modelos de sus pinturas. Sin embargo, una sociedad tan particular no le gustaba a sus vecinos, y Lenkyiks se vio obligado a abandonar Londres en 1964.
Pasó un año con su familia en Cornwall hasta que un artista local, John Nash, le ofreció un estudio en Plymouth on Barbican. Y allí se trasladó, llenando de nuevo su casa de vagabundos y alcohólicos.
Después su primera exposición, que realizó en los años 90, las obras de Lenkiewicz comenzaron a gozar de un éxito comercial cada vez mayor, y su trabajo fue reconocido en algunas instituciones.
El artista murió a la edad de 60 años de un ataque al corazón. Después de su muerte el precio de sus obras se disparó. Ha sido denominado como "uno de los pocos artistas importantes de la historia moderna”.
Lenkiewicz fue padre de 11 niños, muchos de los cuales también se convirtieron en artistas.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.